Eagle Pass, Tx.- La renuncia repentina de ya no buscar la reelección en su cargo como representante estatal por el distrito 74 por parte del abogado Alfonso Nevarez, además de provocar un movimiento no común en la política local, causó sorpresa a nivel estatal porque lo atribuyen (se está investigando) a la propiedad de envoltorios con cocaína.

En un comunicado del DPS se dio a conocer que el 6 de septiembre, el presidente del comité estatal de Seguridad Nacional y Seguridad Pública y recientemente del comité Selecto de Prevención de Violencia Masiva y Seguridad Comunitaria habría llegado en una avioneta privada propiedad del grupo de abogados Nevarez desde la frontera entre Texas y México, al aeropuerto de Austin y que al momento de bajar, empleados del estado hallaron tirado un sobre que contenía 4 paquetes de polvo blanco.

Añaden que el paquete tenía un membrete blanco que decía “Poncho Nevarez, miembro de la Cámara de Representantes del estado de Texas”.

En un video revisado por oficiales del DPS, se ve a Nevarez saliendo del aeropuerto mientras dejaba caer un sobre sellado antes de subir a un auto SUV manejado por su jefe de estado mayor.

De acuerdo al informe del oficial de la ley estatal Otto Cabrera, al abogado Nevarez se le practicaron exámenes de saliva para conocer lo que contenía su ADN.

Ahora, el representante estatal aún de ser hallado culpable de todo lo anterior, se enfrentaría a una felonía que en su momento derivará en arresto y por supuesto afectará su larga carrera como abogado, además de que su salida de la Cámara de Representantes Estatal, causaría desplazamientos inusuales en el concilio municipal y posiblemente en otras áreas de esta frontera.