Una volcadura se registró alrededor de las 9 de la mañana, en la carretera federal número 57 cerca de la altura de la calle E. Carranza, cuando el conductor del vehículo accidentado se quedó dormido al volante.

Según la autoridad, se trata de un médico que salió del turno de noche, quien se dirigía de la ciudad de Allende a Piedras Negras.

Esta persona dormitó mientras conducía y pasó por los vibradores que se encuentran en la carretera federal 57 en la periferia del municipio de Nava y provocó que el conductor se descontrolara y volcara la unidad.

El vehículo que conducía este profesionista en la medicina es un Ford Figo de modelo reciente en color rojo el que salió de la carretera y quedó en sentido contrario y en dirección contraria de su camino hacia la ciudad de Piedras Negras.

El médico de guardia por fortuna salió ileso por que traía puesto el cinturón de seguridad.

Esta persona fue atendida y revisada por paramédicos del municipio de Nava quienes descartaron que trajera lesiones graves.