La víctima que fue identificada como Brenda, originaria de Guanajuato.

 

Cd. de México.- Este fin de semana se viralizó en redes sociales el relato de una joven, quien denunció haber sido agredida y asaltada por un conductor de Uber, sin embargo, el gobierno de Ecatepec difundió una serie de inconsistencias en el caso.

Esta tarde, la joven presentó su denuncia ante la Fiscalía del Estado de México, esta es la historia:

La madrugada del sábado, Brenda de la Mora, una joven originaria de León, Guanajuato, llegó a la ciudad de México para asistir a la fiesta de un amigo en Polanco, en la alcaldía Miguel Hidalgo.

Tomó un Uber en la Central de Autobuses del Norte, iba a un bar en la calle Andrés Bello, le marcaba un viaje corto pero el conductor tomó otra ruta, se dirigió hacia Ecatepec.

Al iniciar el viaje, el conductor le dijo a Brenda que un niño había orinado el asiento trasero, le pidió pasarse al asiento del copiloto, ella dejó su maleta en la parte de atrás, le mandó a uno de sus amigos su ubicación en tiempo real, él le avisó que iba en el sentido contrario.

Entonces ya cuando entramos a lo oscuro, me dijo, ya valiste madre, avienta el teléfono”.

Empezamos a forcejear y es cuando saca la pistola y me la pone aquí y yo le dije cálmate, no me hagas daño, por favor, quédate las cosas, yo me bajo aquí, y el agarró el teléfono y lo aventó por la ventana”.

Brenda relató que el conductor rodeó su cabeza con su brazo, obligándola a agachar la cabeza, en ese momento, ella movió el volante del carro provocando que chocaran.

Logró abrir la puerta y se aventó del auto, cayó en una zanja a la orilla de la carretera, se levantó y empezó a correr en sentido contrario, gritaba pidiendo ayuda, el conductor se echaba de reversa intentando alcanzarla.

En la oscuridad, apareció segundos después un auto, Brenda alcanzó a ver las luces, en ese momento, el agresor huyó.

Realmente, de como pudo haber sido el desenlace, creo que estoy bastante bien, pero si fue un momento de, yo pensé que ya no regresaba”.

Brenda contó que minutos más tarde una patrulla de la policía estatal del Estado de México se acercó a auxiliarla.

Entre todos buscaron su celular en el asfalto, Brenda fue llevada a un Ministerio Público en Satélite, ahí le dijeron que el área no correspondía y la mandaron al ministerio público de San Agustín, en Ecatepec. Hoy acudió a poner su denuncia.

Cuando yo veía las marchas que organizaban estas organizaciones de mujeres, la marcha del viernes, yo decía: qué exageración, yo decía por qué vandalizas negocios de particulares, no se vale, y después de lo que viví, se queda corto”.

Sin embargo, el gobierno de Ecatepec difundió una serie de inconsistencias en la narración de la víctima.

-Se desconoce la ubicación exacta del sitio donde escapó la mujer.
-No presenta lesiones a pesar de arrojarse de un vehículo en movimiento.
-No queda claro el hecho de como logró recuperar su celular.