Un aparatoso accidente ocurrió la noche del sábado en el Bulevar Nazario Ortiz Garza, dejando como saldo dos personas lesionadas.

Los hechos se presentaron minutos después de las 23:00 horas frente al Hospital del Niño, cuando el conductor de un Chevrolet Chevy con placas FNR-95-01 identificado como José Ignacio Cerda, circulaba a exceso de velocidad en completo estado de ebriedad con dirección al oriente.

Al no poder maniobrar correctamente debido al inconveniente estado en el que se encontraba, impactó de lleno la parte trasera de un vehículo Nissan Tsuru, propiedad de Juan Reyna, el cual se encontraba estacionado.

La fuerza desmedida del encontronazo desplazó al taxi hasta una luminaria, dividiéndola en dos y dejando sin luz parte de la arteria, mientras que el compacto siguió avanzando hasta quedar volcado sobre un costado causando daños a un puesto de comida rápida.

Elementos de la Policía Municipal que tomaron conocimiento del percance, abanderaron la zona siniestrada para mantener a los curiosos a salvo.

Fue necesaria la presencia de paramédicos de la Cruz Roja para valorar el estado de salud de los involucrados y trasladar al responsable a las instalaciones de la Clínica 2 del IMSS con diversos golpes.

Mientras que el conductor de la unidad Tsuru fue trasladado de manera urgente al Hospital General, con una notable lesión en la cadera que lo mantendrá hospitalizado. Hasta el momento se reporta fuera de peligro.

Sobre la carpeta asfáltica quedaron regados los restos de los vehículos siniestrados, así como residuos de las bebidas embriagantes que transportaba el irresponsable conductor.