La selección de Brasil ha vuelto a alzar el trofeo de la Copa América más de una década después. En la final de la XLVI edición la ‘canarinha’ derroto a Perú por un marcador de 3-1.

En el partido jugado en el mítico estadio Maracaná de Río de Janeiro, la ‘canarinha’ vencío a los peruanos con goles de Everton, Gabriel Jesus y Richarlison.

El combinado anfitrión fue superior, pero tras la expulsión de Gabriel Jesús en el minuto 70 Brasil sufrió. A partir de entonces Perú se recuperó y llegó en reiteradas ocasiones buscando el empate, aunque sin certeza en los últimos metros.

No obstante, cuando se acercaba el final del partido la intensidad del combinado peruano iba desvaneciéndose hasta que una corrida de Everton culminó en penal para Brasil. Richarlison desde los 11 metros se encargó de decretar el resultado final.

En la recta final del encuentro, un penal se marcó por falta sobre Everton en el área, el chileno Tobar fue a revisar la jugada en el VAR y decretó finalmente que sí existía falta, eso mató todas las esperanzas de un Perú a escasos minutos de la culminación de la Copa América.

Richarlison lo hizo efectivo y el título de la Copa América era un hecho para Brasil, su novena de la historia y de nueva cuenta en casa no falla, como lo hizo en 1919, 1922, 1949 y 1989. Perú se queda con su primer subcampeonato de la historia.