Luego de que se detuviera a un grupo de siete personas centroamericanas, responsables de haber provocado disturbios en el Instituto Nacional de Migración, se esta investigando su situación por parte de la Fiscalía General de la República.

Fue un total de 29 personas que estaban aseguradas dentro del inmueble, ubicado en el puente internacional número dos que comenzaron la problemática, pero sólo se detuvieron y se consignaron a siete.

La Fiscalía General de la República, fue quien tomó el caso, debido a que los daños se provocaron a una dependencia federal.

Santiago de Jesus Espinoza, coordinador de agentes del ministerio público, manifestó que los responsables se pudieran judicializar y posteriormente verificar su situación migratoria.