Elementos del Grupo de Operaciones Especiales, y elementos de la Agencia de Investigación Criminal, correspondientes a la Fiscalía General del Estado, destacamentados en esta frontera, adelantan su agosto y detienen a clientes de diferentes antros para pedirles dinero a cambio de no ser detenidos por su estado etílico.

A través de redes sociales se han realizado varios reportes de la acción que llevan acabo estos oficiales estatales, a los cuales se les ha visto patrullar y detener a vehículos, así como a peatones sin motivo alguno cerca de los antros de la prolongación Jimenez y de la plaza comercial de la Av. H. Colegio Militar, casi cruce con Periodistas.

Clientes frecuentes de antros, que prefieren el anonimato por miedo a represalias, informan que estos grupos patrullan a escasas cuadras de los inmuebles, al rededor de la 1:50 horas, momento que se cierran los bares, los detienen y piden una mordida que va desde dos mil 500 pesos hasta los 3 mil, para no ser detenidos y llevados a las celdas de la Fiscalía General del Estado.

Dejando de lado el Operativo Mixto, que esta en prevención en estos centros de diversión nocturna, los elementos de la Fiscalía General del Estado están un paso adelante y actúan de esta manera sin la autorización de un Ministerio Público.