Este martes se difundió un video que muestra el maltrato a becerros en una granja de la compañía estadounidense Fair Oaks Farms, afiliada a Coca-Cola.

Luego de la publicación de las imágenes ha provocado una ola de rechazo a los productos de su empresa lechera subsidiaria Fairlife, informó Chicago Sun Times.

Apartan a las crías de sus madres, son constantemente golpeadas y “mueren lentamente” a causa de la deshidratación, malnutrición y temperaturas que pueden alcanzar los 43 grados en verano, afirma la organización de protección de animales Animal Recovery Mission (ARM) de quien uno de sus activistas filmó secretamente la explotación ganadera entre agosto y noviembre del 2018.