¡Histórico! Brasil vive nevadas inéditas con temperaturas bajo cero

Fue por la ola de aire frío que se originó la ya considerada histórica nevada de al menos 13 ciudades del estado de Rio Grande do Sul.

Por: Agencias

Brasil.- Al menos 13 ciudades del estado brasileño de Rio Grande do Sul quedaron este miércoles envueltas en nieve por una ola de aire polar que atraviesa el sur del país.

Las nevadas se registraron en Pelotas, Sao Francisco de Paula, Gramado, Carlos Barbosa, Bagé, Herval, Piratini, Caxias do Sul, Marau y Farroupilha, entre otros.

De acuerdo con MetSul –portal principal de información meteorológica – este evento se suscitó debido a “la masa de aire frío tiene el potencial de ser una de las más intensas de este siglo para llegar al territorio nacional en un escenario climático propicio para eventos de frío extremo”.

Asimismo, el mismo portal informó que este fenómeno aún estará presente:

“Será entre el miércoles y principios del jueves cuando el fenómeno sea mucho más amplio y se podrá registrar en una gran cantidad de municipios del sur de Brasil, en Rio. Grande do Sul y Santa Catarina. MetSul considera la posibilidad de que este sea el evento de nieve con mayor cobertura geográfica desde 2013, cayendo incluso en lugares donde no ha nevado durante ocho años, e incluso la nieve puede acumularse”, informó el Metsul.

Sin embargo, el hecho en sí causó un impacto entre sus habitantes. Incluso hay varios videos en redes sociales sobre la forma en la que los habitantes de las ciudades afectadas reaccionaron.

 

 

De acuerdo con Clarín este evento es raro de ver, pues:

“MetSul enfatiza que debe ser un evento de nieve diferente al que ocurre normalmente, cuando nieva solo en los lugares más altos del sur de Brasil, generalmente con altitudes superiores a los 800 metros. Esta vez puede nevar en lugares incluso a altitudes bajas y medias. Esto ha sucedido algunas veces en la historia reciente durante los últimos 20 o 30 años. La probabilidad de nieve desde el sur de Rio Grande do Sul hasta Paraná se observó, por ejemplo, en 1984 y 2000, entre otras ondas polares raras”.