INM y Sedena rescatan a bebé migrante de ahogarse con la corriente del Río Bravo en Acuña

Los agentes lograron rescatar a la menor antes de ahogarse entre las corrientes del Río Bravo.

Ciudad de México.– Un grupo de migrantes abandonó a una bebé de dos años de edad en la corriente del Río Bravo al cruzar la frontera hacia Estados Unidos, cerca de Ciudad Acuña, Coahuila, informó la Secretaría de Gobernación a través de un comunicado.

Agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) y elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) lograron rescatar a la menor, de nacionalidad chilena, antes de que se ahogara entre las corrientes del río que marca la separación territorial de México con Estados Unidos.

“Mientras atravesaban el cauce, por la zona conocida como La Cortina, las personas migrantes llamaron la atención de las autoridades mexicanas y señalaron hacia donde se localizaba la menor, quien intentaba mantenerse a flote en las aguas del río”, explicó la Secretaria de Gobernación.

Al percatarse de la situación, los agentes federales y los soldados apostados en la zona, se introdujeron al agua para sacarla y brindarle los primeros auxilios:

“En tanto las autoridades mexicanas auxiliaban a la menor de edad, las personas migrantes adultas aprovecharon para atravesar a territorio estadunidense y abandonaron a la niña”, sostuvo la dependencia.

Luego de rescatarla, se verificó su estado de salud y se le proporcionó ropa seca. En ese momento, se encontró escondida entre sus ropas una bolsa de plástico que contenía una copia de su acta de nacimiento, la cual fue expedida en Chile en octubre de 2018.

“Como parte del protocolo de las recientes reformas legislativas a la Ley de Migración, que entraron en vigor el 10 de enero pasado, y en pro del Interés Superior de la Niñez, se notificó de los hechos la Procuraduría para Niños, Niñas y la Familia (Pronnif) de la entidad, para que asuman la protección y asistencia legal de la menor de edad”, se detalló en una tarjeta informativa.

La bebé actualmente se encuentra al cuidado de personal especializado, en una casa hogar autorizada en la zona. A partir de los datos del acta de nacimiento, el Instituto Nacional de Migración detectó que la menor cuenta con una Tarjeta de Visitante por Razones Humanitarias, por ser solicitante de la condición de refugiado, misma que se encuentra vigente.