Recientemente se dio a conocer que un juez de la Ciudad de México avaló el consumo de cocaína para dos personas.

El juez Víctor Octavio Luna Escobedo, de la sala 14 del juzgado en Materia Administrativa de la capital y pudo permitir disponer de un permiso para su consumo personal y lúdico.

El consumidor cuya identidad se mantiene en el anonimato, presentó ante la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) una solicitud para el “uso personal adulto” de esta sustancia.

Es la primera vez que se tiene registro en el país de una decisión que avala el uso de cocaína.

El sujeto tiene autorización de poseer, transportar y consumir la droga (no más de 500 miligramos diarios), sin fines de venta, conducir vehículos o emplear instrumentos peligrosos mientras esté bajo los efectos de la misma y tampoco se puede consumir en lugares públicos, frente a menores de edad ni inducir a terceros.

El fallo todavía tiene que ser ratificado por un tribunal de segunda instancia.

En las próximas semanas se sabrá si los casos son resueltos por los Tribunales Colegiados de Circuito o por la Suprema Corte de Justicia de la Nación debido a su importancia y trascendencia. Independientemente de quien dicte las sentencias, serán definitivas e inapelables.