La Base de Operaciones Mixta (BOM), integrada por corporaciones municipales, estatales y federales aseguró a 30 menores que consumían bebidas alcohólicas en una fiesta que se desarrollaba en un domicilio de la colonia Los Espejos de Piedras Negras.

El jefe de Inspectores Municipales, Jesús Cruz, informó que alrededor de la 1:00 de la madrugada del sábado, vecinos reportaron exceso de ruido y escándalo en el lugar, y al arribar las autoridades detectaron que había hombres y mujeres menores consumiendo bebidas embriagantes.

El funcionario municipal dijo que las autoridades policiacas hicieron la detención del propietario del lugar, quien argumentó que no se había percatado que los menores estaban consumiendo alcohol.

“No estamos en contra de las fiestas, pero debe haber un adulto que vigile que los menores no consuman bebidas embriagantes”, señaló el jefe de inspectores.