Redacción.- La policía de Lagos anunció haber rescatado a 19 jóvenes embarazadas, de entre 15 y 28 años, en una “fábrica de bebés” para ser vendidos en Nigeria, un país donde actúan importantes redes de tráfico de seres humanos.

La operación policial, efectuada el 19 de septiembre, se llevó a cabo en cuatro lugares diferentes, tres casas residenciales y un hotel en Isheri Osun, en las afueras de la capital económica donde viven 20 millones de personas.

“Algunas de ellas fueron engañadas, pensaban que venían a Lagos para encontrar un trabajo y se vieron atrapadas. Otras, sin embargo, sabían perfectamente lo que venían a hacer y esperaban ganar dinero”. Bala Elkana, portavoz de la policía de Lagos.

El portavoz de la policía afirmó que dos sospechosos ya fueron detenidos y que se buscaba a un tercero, que logró escapar.

Los bebés eran vendidos por 300 mil nairas (820 dólares) si eran niñas y por 500 mil (1.370 dólares) si eran varones, agregó el portavoz.

El tráfico de seres humanos, que incluye la venta de niños, es el tercer crimen más cometido en Nigeria, después del fraude y del tráfico de drogas, según Naciones Unidas.