Muertos en Ramos son víctimas del crimen: Fiscal

Saltillo, Coahuila.– Los restos humanos que fueron localizados durante el fin de semana en diferentes puntos de Ramos Arizpe ya fueron identificados y tendrían relación entre sí, pues según asegura el fiscal Gerardo Márquez Guevara, serían víctimas de un grupo delictivo que pretende instalarse en la Región Sureste.

Luego de las primeras investigaciones de la Fiscalía General del Estado, se dio a conocer la presunta identidad de las víctimas, además se descartó que tuvieran impactos de bala o que hayan sido descuartizados como se dijo en las primeras versiones, no obstante, trascendió que los asesinados podrían ser pareja.

El hombre cuyo cuerpo fue localizado el pasado viernes a orillas de un camino rural que conduce al ejido San José de los Nuncios, respondía al nombre de Andrés “N”, de aproximadamente 35 años, quien falleció a causa de un choque hipovolémico al sufrir una hemorragia interna, derivada de una laceración en el hígado producida por múltiples golpes.

Por otro lado la necropsia reveló que Perla del Rosario Navarro Fernández, de 32 años, cuyo cadáver fue encontrado al interior de una maleta sobre un terreno baldío cercano a la colonia Blanca Estela, murió por asfixia y por un traumatismo craneoencefálico causado por un golpe contundente en la cabeza, además de descartarse su desmembramiento.

Los estudios forenses arrojaron también que las dos víctimas fueron torturadas y ultimadas a golpes que habrían sido producidos con palos y tubos, además de que ambos se encontraban atados de pies y manos y envueltos en bolsas de plástico.

FEMINICIDIO

Por otra parte, la FGE integró la quinta carpeta de investigación por feminicidio, por los restos de Perla del Rosario, informó Katy Salinas, directora del Instituto Coahuilense de las Mujeres.

Por su parte, Raquel Ramírez Salgado, investigadora y activista feminista, aseguró que muchos de los feminicidios han sido calificados como daños colaterales de la guerra contra el narcotráfico o disputa entre cárteles, sin embargo, cada vez son más las prácticas de violencia atroz en su contra como parte de una venganza o amenaza entre dichas agrupaciones.