Por: Agencias

El joven centrocampista brasileño Reinier Jesus afirmó que quiere ser «parte de la historia» del Real Madrid, en su presentación este martes como nuevo jugador del club blanco.

«Quiero ser parte de la historia de este gran club», afirmó la joven promesa brasileña, de 18 años.

Llegado del Flamengo, Reinier aseguró en un acto en el palco de honor del estadio Santiago Bernabéu que «es un día muy feliz».

«Es la realización de un sueño, del sueño de toda mi familia, estoy muy feliz de tener esta oportunidad», añadió el nuevo jugador madridista, cuyo fichaje fue anunciado el pasado 20 de enero.

Su presencia entonces con la selección brasileña en el torneo preolímpico sudamericano llevó a retrasar hasta ahora su incorporación y su presentación con el equipo blanco.

Reinier ha firmado hasta junio de 2026 dentro de una política del Real Madrid de fichar talento joven antes de que alcance un precio prohibitivo.

«Una de las obsesiones de este club es la búsqueda del talento allá donde esté, por eso vamos incorporando a futbolistas jóvenes que puedan ser las grandes figuras del mañana», afirmó el presidente merengue, Florentino Pérez, durante el acto.

Según la prensa española, el traspaso del centrocampista del Flamengo al Real Madrid habría costado unos 30 millones de euros.

‘A disposición del club’

Ganador de una liga brasileña (2019) y una Copa Libertadores (2019), logradas en su primer año como profesional, Reinier se incorporará en principio al Castilla, filial del Real Madrid, donde irá fogueándose a las órdenes de Raúl González Blanco.

«Estoy a disposición del club», afirmó el joven centrocampista brasileño, que en la rueda de prensa posterior al acto oficial se emocionó hasta las lágrimas al hablar de sus comienzos y de su sueño cumplido de estar en el Real Madrid.

«Lo que quiero es jugar en el Real Madrid. Voy a dejarme la vida por el club», aseguró Reinier, que también entrenará y jugará con el equipo si el técnico Zinedine Zidane lo cree conveniente.

El joven centrocampista brasileño no ocultó su admiración por el entrenador merengue, del que su padre le ponía videos como jugador.

«Ha sido un gran jugador, un gran ídolo del Real Madrid. Intenté aprender de sus videos», añadió Reinier, que se definió como un jugador «que llega mucho al área».

«Me gusta el uno contra uno, toco mucho el balón», añadió Reinier, quien aseguró que su compatriota Kaká, con el que muchos le comparan por sus características, le dio algunos consejos «para mejorar».

«En ataque puedo jugar en todas las posiciones: izquierda, derecha, por el centro. Jugaré donde me digan», consideró el joven centrocampista, que aseguró haber recibido una gran acogida por parte de sus compañeros brasileños como Rodrygo o Vinicius.

«Ayer (lunes) estuve en casa de Vinicius, que es amigo mío. Estoy contento con el recibimiento de los brasileños y estoy convencido de que me va ayudar mucho», señaló.

«Estoy preparado para aprovechar las oportunidades que tenga para jugar en el Real Madrid», concluyó.