Sanders promete estatus legal a 1.8 millones de indocumentados.

Asegura que desde su primer día de mandato tumbará todas las órdenes ejecutivas de Trump que sean ‘racistas’ y llenas de ‘odio’

Las Vegas.- El aspirante a la candidatura demócrata, Bernie Sanders, se comprometió este martes a tumbar en su primer día en la Casa Blanca todas las órdenes ejecutivas de Trump que sean “racistas” y estén llenas de “odio”. Si llega a la presidencia, el senador de Vermont promete también ampliar el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) a 1.8 millones de indocumentados.

Sanders recordó en CNN que él mismo era descendiente de un inmigrante cuando un hombre del público le preguntó cuáles eran sus planes en materia migratoria. Para el socialista democrático, como él se define, la migración es un tema primordial y aseguró que estaba a la cabeza de su lista de prioridades gubernamentales.

“Mi padre llegó a este país con 17 años y sin una sola moneda en sus bolsillos. No hablaba ni una palabra de inglés y [tenía] una educación limitada«, dijo el candidato demócrata que lidera las últimas encuestas. El progenitor de Sanders “vino a este país para escapar de la pobreza extrema y del antisemitismo”, añadió desde Las Vegas, Nevada, para poner en contexto su vínculo a los movimientos migratorios.