Te presentamos a la mujer que perdió su empleo por ¡Filtrar el trailer de Spider-Man: No Way Home!

Es alguien que ha trabajado en Marvel y que, probablemente, ahora busca un nuevo empleo. ¡Grave error!.

Por Agencias

Ciudad de México.- La estrategia de Sony Pictures, Marvel Studios y Disney para crear expectativa en torno a la nueva película de Spider-Man: No Way Home se fue por el caño. El objetivo era mantener en secreto cualquier detalle sobre la cinta para poder postergar su estreno hasta mediados de 2022 y así asegurar una mayor taquilla, pero por cuenta de una reciente filtración de material ya no será posible.

Hacia el mediodía del pasado lunes 23 de agosto de 2021, foros en línea como Reddit y 4Chan comenzaron a compartir un video de muy mala calidad, claramente grabado con un teléfono móvil desde una pantalla, con 2 minutos 30 segundos de duración, en el cual se podían observar escenas inéditas de Spider-Man en el UCM (Universo Cinematográfico de Marvel), por lo cual los fans entendieron que se trataba del tráiler no oficial de la nueva película del superhéroe arácnido.

Dicho metraje se hizo tendencia en cuestión de minutos, casi tan rápido como las cuentas oficiales de Marvel, Sony y Disney denunciaban por derechos de autor a aquellas personas que lo subían en sus portales, canales de YouTube o perfiles de redes sociales.

A diferencia de otras “filtraciones” en el mundo de Marvel, que en realidad terminan siendo teasers liberados intencionalmente por el presidente de la compañía, Kevin Feige, esta vez sí se trató de un material restringido que fue expuesto sin autorización. Pero, ¿quién fue la responsable de sabotaje?

Su nombre es Wassila Lmouaci, una editora de efectos visuales que llevaba trabajando bastante tiempo para Marvel Studios, contando en su portafolio con trabajos en grandes títulos cinematográficos como Thor Ragnarok y Ant-Man & The Wasp. Los ejecutivos de la compañía descubrieron que ella estaba detrás de la filtración porque todo producto de ese nivel de secretismo lleva una marca de agua con el nombre de la persona que trabaja en su desarrollo. En el video se leía claramente su nombre en marca de agua.

Al ser descubierta, Wassila argumentó que el material en cuestión había sido enviado internamente a uno de sus colegas en Marvel y que no fue su intención filtrarlo al exterior. Aun así, dicha práctica está prohibida dentro de los estudios y terminó en revelaciones que cuestan millones de dólares en mercadeo.

Wassila fue despedida fulminantemente, pidió disculpas a Marvel Studios y a Kevin Feige en su cuenta de Twitter, aunque minutos después sus redes sociales fueron dadas de baja por infracción a los derechos de autor. Es muy difícil que esta joven canadiense vuelva a trabajar en la industria del cine, pues está comprobado que existen “listas negras” entre las productoras y estudios, en las que incluso han caído grandes estrellas del cine como Keanu Reeves.
Pero Wassila no estuvo sola en su “picardía”, sino que se corroboró su colaboración con el portal de internet Superhero Theorist, una fuente privilegiada, confiable y muy popular en Hollywood, con credibilidad entre los fans. Su cuenta oficial en Twitter fue eliminada anoche sin muchos detalles, al igual que las redes de Wassila.

Según la investigación de Marvel Studios, Wassila le brindó la copia del video a Superhero Theorist, con quien ya tenían confianza, cuyo dueño es un insider bastante serio, pero quien tuvo una conducta irresponsable al permitir que sus amigos cercanos vieran el avance, quienes a su vez lo grabaron con un teléfono móvil y lo filtraron a internet.

A causa de la filtración ilegal de las escenas de Spider-Man y compañía, Kevin Feige tomó la decisión de liberar el tráiler oficial de la película, aunque en sus propias palabras “estaba pensado para ver la luz a finales de 2020, antes del estreno de la cinta”.

En horas de la noche del mismo 23 de agosto, las diversas cuentas de Marvel alrededor del mundo estrenaron en simultáneo este video:
En el ‘teaser’ se corroboró que gran parte de las escenas reveladas ilegalmente si formaban parte de esta versión final, pero carecían de los efectos generados por CGI. Algunos amigos de los implicados en este escándalo hablaron con The Hollywood Reporter y revelaron que tanto Wassila como su amigo periodista cerraron todo contacto digital y pasan por una fuerte depresión y ansiedad tras el episodio.

Marvel ha evitado comentarios oficiales y se mantiene en secreto el estreno de la tercera película de Spider-Man.