Eagle Pass, Tx.- El abogado Alfonso Nevárez se entregó de manera voluntaria en el departamento del sheriff del condado de Maverick al saber que existía en su contra una orden de arresto girada por un juez de Austin, Texas por la posesión de sustancias controladas que en el mes de septiembre le fueron descubiertas en un sobre a su nombre.

A su llegada a la oficina del alguacil alrededor de las 7:30 de la tarde del jueves, fue presentado con la juez de paz Roxi Ríos quien le leyó el cargo impuesto por una autoridad judicial de la capital texana, bajo una fianza de 10 mil dólares.

El sheriff dijo que Poncho Nevárez pagó el 10% (1000 dls) y cerca de las 8:30 pudo retirarse.

El sheriff dijo que pudo hablar con el abogado quien admitió tener ese problema de la adicción ‘reconoció ser el dueño de la droga y que está recibiendo tratamiento’.

El cargo en el que se vio envuelto el ex funcionario estatal porque trasciende su renuncia al cargo de representante en la Cámara de Texas, es una felonía de tener grado.

Fuera de entrevista en sus oficinas de la calle Rio Grande en esta ciudad, el abogado dijo que lo que ha publicado en la página de Facebook es real y reconoce su error.