La organización de defensora de derechos civiles ACLU dijo que el hecho puso en peligro a manifestantes que protestaban pacíficamente en esa sede por las redadas contra indocumentados.

Cerca de mil personas se manifestaron en el centro de detención de migrantes de Aurora, Colorado, en contra del anuncio de las redadas planeadas contra inmigrantes indocumentados anunciadas para este domingo.

Después de bajar de una de las astas la bandera estadounidense fue colocada una bandera mexicana. Minutos más tarde los manifestantes izaron la bandera estadounidense pero “al revés” y con un mensaje: ” Cierren ICE”.

La protesta en el Centro de Detención de Aurora llamada “Marcha para cerrar los campos de concentración” formó parte del movimiento Lights for Liberty Coalition, convocado a través de la red social Facebook y que este fin de semana citó a diferentes manifestaciones en otras ciudades como Nueva York, Las Vegas y Los Ángeles.

En la página del evento dice: “únanse a nosotros como parte del día nacional de acción para cerrar los campos de concentración. Este es el inicio de una campaña nacional para cerrar los centros de detención de migrantes y refugiados en los Estados Unidos. Llamamos a las personas y grupos de Denver, Aurora, Boulder, Longmont y las áreas circundantes”.

La Coalición por los Derechos de los Inmigrantes de Colorado (ACLU), que planeó una vigilia pacífica como parte del evento, informó en un comunicado que los manifestantes que tomaron las instalaciones y quitaron la bandera de Estados Unidos eran “manifestantes malintencionados de otro evento paralelo” y “no están afiliados” con el movimiento de derechos de los inmigrantes de la entidad.

“Los manifestantes pudieron causar daño al movimiento de derechos de los migrantes y poner en peligro de ser arrestadas a las familias indocumentadas que asistieron de manera pacífica a la vigila”, comentaron para el sitio The Hill.

 

En las imágenes que fueron difundidas por las redes sociales de la protesta, la policía corrigió la bandera estadounidense fuera de las instalaciones del Centro de Detención de Aurora para después resguardar el lugar con elementos de seguridad.

Pese al incidente, el jefe de la policía local Nick Metz, dijo a través de un mensaje en Twitter que los manifestantes se mantuvieron “pacíficos” y agregó que “la manifestación mostró lo mejor de Aurora”.