Descarta AMLO cacería en tierra de los Moreira

En su primera gira por tierra de los hermanos Moreira como Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador sostuvo ayer que no meterá a la cárcel a los “peces gordos” para legitimar su Gobierno, y que tampoco habrá protección para corruptos.

Ante una Plaza de Armas que gritaba “Moreira, fuera los Moreira”, en alusión a los ex Gobernadores priistas Humberto y Rubén, López Obrador dijo que no caerá en la tentación de encarcelar a corruptos para luego incurrir en las mismas prácticas.

En su lugar, dijo, dejará los casos a las autoridades competentes, mientras enfoca su Gobierno en que no existan más actos de corrupción.

“Me piden ‘hay que meter a la cárcel a fulano, a mengano, a perengano’, y son etcétera, etcétera. Miren, no nos alcanzarían las cárceles, así como se los estoy diciendo”, externó.

Los gritos que momentos antes lanzaba sólo una parte del público comenzaron a ganar fuerza entre los presentes “Moreira, Moreira, Moreira”.

“Tenemos que pensar hacia adelante, y que nosotros, los que vamos a entrar, ya no hagamos lo mismo”, dijo el tabasqueño.

“¿Cuál era la mala costumbre? Que el que entraba metía a la cárcel a uno, a dos, a tres, como chivos expiatorios, para engañar de que ‘ahora sí va a ser distinto’, y los que llegaban seguían igual, haciendo lo mismo de corruptos”, criticó.

“Ya no va a ser así. Nosotros vamos a demostrar que no somos iguales y se va a acabar la corrupción y no necesitamos actos espectaculares, no necesitamos meter a la cárcel a los llamados peces gordos”, insistió.

Como parte de su gira de agradecimiento, López Obrador llegó al Palacio de Gobierno cerca de las 13:10 horas, acompañado por su futuro jefe de Gabinete, Alfonso Romo, donde se reunió con el Gobernador priista Miguel Riquelme.

Luego de una reunión de dos horas a puerta cerrada, Riquelme y López Obrador salieron al patio central del Palacio, donde anunciaron programas sociales para jóvenes y adultos mayores.

López Obrador también prometió aplicar el plan de estímulos a la franja fronteriza, aunada a 2 mil 500 millones de pesos para las ciudades de Piedras Negras y Acuña.

Durante los primeros seis meses del próximo Gobierno se suspenderán las visitas de inspectores a los establecimientos porque se va a confiar en que, por honestidad, los propietarios van a cumplir la ley, anunció López Obrador.

Precisó que esta medida aplicará en todo el País y para los inspectores de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), la Secretaría de Economía, así como los relacionados con la sanidad, debido a que en la actualidad, sostuvo, muchos de ellos se dedican a extorsionar.

Sobre los tuits del Presidente Donald Trump de militarizar la frontera si México permite el paso de la caravana de migrantes centroamericanos, propuso la diplomacia.

Aseguró que su futuro Canciller, Marcelo Ebrard, buscará “soluciones alternativas” al conflicto migratorio con el Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo.